PROFESION SOLEMNE DE HERMANA RAIDA

Profesión Monástica de la Hna María del Carmen, C.C.S.B.
29 marzo, 2011
raida16.jpg - 22.68 Kb
Testimonio
3 diciembre, 2011
Show all

PROFESION SOLEMNE DE HERMANA RAIDA

 

 

  El día  seis de agosto pasado tuvo lugar  una gran fiesta en nuestro monasterio pues, además de celebrar con toda la Iglesia la Transfiguración de Jesucristo ante los apóstoles, nuestra Hna. Raida eligió esa fecha para hacer su Profesión Solemne y entregarse libre y voluntariamente al Señor, pidiéndole que la consagrase de por vida única y exclusivamente para Él.

La Hna. Raida es peruana y pertenece a nuestra fundación de Lurín, a 30 Km. al sur de Lima. Está ahora temporalmente con nosotras en periodo de formación, junto con otras cuatro hermanas de esa comunidad.

En el altar concelebraron dieciseis sacerdotes presididos por el Superior del Monasterio de San Pedro de Cardeña, P. Roberto de la Iglesia, ayudados por cuatro acólitos, y verdaderamente fue un precioso y emotivo acontecimiento no sólo para la Orden sino para toda la Iglesia.

Una vez proclamado el evangelio, la Hna. Raida se acercó a la M. Abadesa para formularle su petición y, finalizada la homilía, es el mismo celebrante el que pide a la Hna. la ratificación de las promesas de su Bautismo, que un día hicieron por ella sus padrinos, y requiere la confirmación de su voluntad de vivir únicamente para Dios en el silencio, la soledad, la oración, el trabajo y en una alegre y fructífera austeridad, así como la renovación solemne de los votos de obediencia, conversión de costumbres y estabilidad, que ofreció al Señor tres años atrás, el día de su Profesión Temporal, en este mismo día de la Transfiguración del Señor.

En el cielo hay gran fiesta por esta nueva hija consagrada por Dios, y nosotros nos unimos a esa alegría pidiendo la intercesión de los Santos cantando, de rodillas, sus Letanías.

 

 

raida9.jpg - 163.86 Kb        raida91.jpg - 160.71 Kb

 

Según la Regla de nuestro Padre San Benito, la entrega que realiza nuestra Hna. consta de dos signos importantes: el documento escrito de su puño y letra que después de ser leído ante la Madre Abadesa, es firmado por la misma hermana sobre el altar, que besa a continuación, y la proclamación de su propio ofrecimiento, que canta al Padre alzando los brazos al cielo, suplicando su aceptación y el cumplimiento de su promesa al Único que es Fiel.

Una vez manifestado públicamente su deseo de ser consagrada, el Presidente de la celebración solicita para ella, que está totalmente postrada ante nuestro Dios, una bendición especial del Espíritu Santo para que permanezca siempre fiel a Cristo, su único Esposo.

 

   raida8.jpg - 147.26 Kb       raida7.jpg - 132.60 Kb

 

A continuación la M. Abadesa le impone la Cogulla, el verdadero hábito de la monja, como vestidura del nuevo nacimiento en Cristo, y el Velo negro, que sustituye al blanco que ha llevado hasta ahora, como símbolo esponsal y propiedad total de Cristo e icono de la Iglesia, Esposa del Cordero.

En este momento la Hna. Raida pasa a ser totalmente miembro de la Comunidad, que la acoge con el abrazo de la paz, comprometida, junto a las demás hermanas, a mantener su lámpara siempre encendida a la espera del Esposo.

Una vez finalizada la Eucaristía pasamos todos al comedor de la hospedería a compartir dulces y emociones con todas las hermanas de otros monasterios que nos habían acompañado, familiares, amigos y todos aquellos que quisieron vivir con nosotras esta preciosa e íntima fiesta nupcial.              

                                                                                                    Mary Carmen Sanjuán

 

Ver Videos Profesion